BACK

From the book "50 entrevistas con gente importante del mundo de la música Ediciones de Nuevo Arte Thor 1980 (50 interviewes with important people of the world of the music) and they are from the magazine Monsalvat between the years 1974/78.

INTERVIEW

It was done early in 1976 when he did I Lombardi in Bilbao (March 31, 1976

The success of José María Carreras at the A.B.A.O.* festivals in 1974 was as great as the one he achieved in 1975 with Luisa Miller, opera that evoked great affection in Bilbao. The young Catalan singer whose artistic career we may very well qualify as meteoric is winning his laurels at the principal theaters of the world and is one of the undeniable tenors of the Italian repertory.

José María Carreras came to Bilbao in great triumph confirming again his quality of an exceptional artist. He readily agreed to answer questions that interested our readers.

How did the artistic life of José María Carreras begin?

JC: I started to study music, piano, solfeggio, etc. when I was very young, and I've always had a dream to sing. Later, at 17, I started studying in Barcelona until Mr. Pamias gave me an opportunity to sing at Liceo, where I made my debut in Nabucco with Angeles Gulin, Bonaldo Giagiotti, etc… The next year I made what I can call my official debut: I sang Lucrecia Borgia with Montserrat Caballé. In Barcelona I studied under the guidance of maestro Puig to whom I am very grateful for all his help. Later I met another maestro who also taught me very much and who was for me a philosopher's stone so to speak. I am talking about maestro Juan Ruax. He helped me understand many things. He taught me to sing naturally, for example, as you and I now speak.

I will venture to ask you a question that you may not like, because you always find comparisons odious. But I'll still dare to ask. Many admirers including us see in José María Carreras a reverberation of the great Giuseppe Di Stefano. Do you think our question has a reason, or does this comparison offend you?

JC: Your words cannot offend me at all; on the contrary, it is a great joy for me, because you are talking about the singer I admire most of all epochs. I don't know how much great Di Stefano and I have in common. His voice is different first of all. His qualities are superb; his timbre is pleasant, clear as the Mediterranean sun, beyond all comparison. I think there is no other like him in the entire world. A voice is born once in 100 years, and this voice is undoubtedly his. I shouldn't say that, but maybe it is the generosity in singing that we have in common. One should consider singing from the standpoint of sensibility, and not sounds. I have heard Di Stefano recently, and I can tell you that he is still an impressive singer and that he is much above many who now sing in opera theaters.

We heard you in Bilbao in Un Ballo in Maschera and in Luisa Miller. Soon you will sing I Lombardi here and you already have signed a contract for the A.B.A.O. Festival 1977, where you are going to act in two operas. Apart from other singers that already signed contracts or agreed to participate, if it were in your power, what would you like to sing here, so that an admirer may enjoy your art and your voice in the broadest sense?

JC: The two operas I already sang here are among my favorites. I also love La Boheme, Werther, Tosca, but they stopped to run in Bilbao or will soon stop. As for the two operas I will sing at the Festival in 1977, I am sure we will find those I will be satisfied and identified with, that will at the same time please the public.

As we already said, you are going to sing I Lombardi in Bilbao. This opera was chosen to do homage to the A.B.A.O choir. Do you think this choice is adequate to the purpose?

JC: For me it was a surprise.  First, this opera is good for choirs that have much to do, many beautiful pieces to sing. From the other side, as far as I understand, this opera was never staged here. I consider it one of the best of early Verdi. I personally like it more than I Vespri Siciliani; it is at the level of Luisa Miller in my opinion. As far as I am concerned, the opportunity to sing an opera I love to sing was also a surprise. In May 1976 we will do a new production of it in London. I sang it at Carnegie Hall in New York with Renata Scotto in a concert. It was recorded on pirate disks. I also sang it in Parma and will sing it at La Scala… It satisfies me very much.

Can you compare I Lombardi and Jerusalem?

JC: I sang I Lombardi here, as you have mentioned. I will soon sing Jerusalem for the Italian Television. This opera is at the same musical level, but the text is different, because it is a French version. It is a difficult question… Maybe I Lombardi is more suited for staging, and Jerusalem is more a search for the genuine, if you will.

What about diverse tessitures?

JC: Jerusalem was written for lower middle register, and for this reason there are a little different notes. For example, in Jerusalem there is a low do that does not exist in I Lombardi…

What opera productions do you consider best nowadays?

JC: There are very good orchestras in America, although we may not forget the European… Vienna, Berlin… those that we all know. But as for cast, staging, production, etc… I would say, there are theaters in America that do extremely good productions. I think one of the theaters, whose seasons are at an extraordinary level, is the San Francisco Opera. This year Pavarotti, Plácido Domingo, Jaime Aragall, Vickers, etc. sing there. I will make my small contribution too… There will be a galaxy of extraordinary artists. Among sopranos there are Sills, Caballé, Scotto, Sutherland, etc. There are not only singers of highest level, but also orchestras, staging, production, etc.

There are two world's greatest theaters - La Scala and Metropolitan. In Vienna they also do wonderful things, the Covent Garden is having brilliant seasons… they have a new production of L'Elisir d'amore there, a new production of I Lombardi, that you already mentioned, another production of La Boheme, that Placido Domingo and Katia Ricciarelli sang during the last season, it was exquisite, by the way…

What less known operas have you sung so far?

JC: Il Giuramento by Mercadante, Il Corsaro by Verdi, the recording of which already appeared, Elisabetta D'Inghilterra by Rossini, La Pietra del Paragone also by Rossini, Thais by Massenet, and others. I sincerely believe that a modern singer cannot confine himself to La Boheme, Lucia, Rigoletto, etc. and sing the same for thirty years. We must reveal the brilliance of operas that for some reason fell into oblivion.

With what recording are you satisfied most?

JC: I am very satisfied with Il Corsaro, although I did not have an opportunity to listen to it, Elisabetta D'Inghilterra. Making a recording has always been a real joy for me.

What about pirate recordings?

JC: They are very interesting. Although I am now a professional singer, I prefer, like a fan, to listen to pirate recordings, because everything there is genuine, and not of the studio. I appreciate the studio, but it is obvious that studio recordings inevitably come out rather cold. The singer may want to give much, but he does not have the same atmosphere as in the theatre. In the studio everything is prepared for the artist to show his art, and they show more the technique rather than other things.

What have you already sung at the Metropolitan and La Scala?

JC: I made my debut at the Metropolitan in November 1974 with Tosca. Later I sang La Boheme and La Traviata there. In the 1976-1977 season I will sing La Boheme again, and Lucia di Lammermoor. At La Scala I made my debut with Un Ballo in Maschera last year in February, and in the 1976-1977 season I am going to sing a new production of Jerusalem, Faust and Werther.

What will you do when the Oviedo season is over?

JC: I will immediately go to the San Francisco opera to sing L'Elisir D'amore, and then give a series of concerts in the United States with Katia Ricciarelli, where we will sing bel canto arias and duets. Then I will sing Jerusalem at the RAI, as I already said, and then follow a production of L'Elisir d'amore at Covent Garden, Tosca in Hamburg and in Berlin, etc. quite a busy schedule. I dream about Verdi's Misa de Requiem in Salzburg with Karajan, this year in April. My partners will be Montserrat Caballé, Fiorenza Cossotto and Nicolai Ghiaurov.

What would you advise to young beginners?

JC: I don't know if I am able to advise someone, but I would try to suggest that the least important thing for a singer is the voice. It is my personal opinion. There are people who say a perfect singer is a combination of intelligence, heart and voice, in this order. There are some who say the order must be voice, heart and intelligence, some say it should be intelligence, intelligence and intelligence… I don't know, but I think that among the virtues listed the voice must be on the last place. I repeat that it is my very personal opinion.

What is your opinion of the A.B.A.O. Festival 1975?

JC: Frankly speaking, I find it sensational. I must say that the cast in Luisa Miller I heard here, for example, is better than at the Metropolitan. I am sure that any connoisseur who follows the casts of the Metropolitan will agree with me. I can say the same about La Scala, Covent Garden, Vienna Opera etc., to name the greatest theatres. There are very few opera lovers who in the course of ten days have an opportunity to listen to Montserrat Caballé, Renata Scotto, Mirella Freni, Fiorenza Cossotto, Angeles Gulin, who came to participate in the Festival.

What else would you say to our readers?

Tell them that I subscribe to Monsalvat because I like it. There are interesting reviews there, and I the only thing I can say is encourage you to carry on with your work of spreading the classical music in general, promotion of classical composers, interpreters and productions.

In conversation with José María Carreras we had a sensation we've known him for a long time. He was open, affable and sincere. We loved his stories, always marked with special color.

Thank you very much to José María Carreras. We wish him much success in his spectacular artistic career.

José Antonio Solano

English translation © Maria Kozlova

*Asociacion Bilbaina de Amigos de la Opera, www.abao.com

*************************************

Si grande fue el éxito que obtuvo José María Carreras en los Festivales A.B.A.O.de 1974, no ha sido menor el alcanzado en 1975 con Luisa Miller, ópera ésta que dejó un gratísimo sabor en la afición bilbaína. El joven cantante catalán, cuya carrera artística bien podemos calificar de meteórica, viene cosechando triunfos en los principales coliseos del mundo, siendo en la actualidad uno de los tenores indiscutibles del repertorio italiano.

De nuevo José María Carreras ha pasado por Bilbao en gran triunfador confirmando una vez más su calidad de artista excepcional. Accede muy gustoso a ofrecer las declaraciones a nuestros lectores que señalamos a continuación.

¿Cómo fueron los comienzos artísticos de José Maria Carreras?


Comencé desde muy joven a estudiar música, piano, solfeo, etc... y siempre tuve una gran ilusión por cantar. Después, a mis diez y siete años. empecé a estudiar en Barcelona hasta que el Sr. Pamias me dio la oportunidad de cantar en el Liceo en donde debuté cantando Nabuco con Angeles Gulin, Bonaldo Giagiotti, etc... y en el año siguiente hice lo que podría llamar mi debut oficial cantando Lucrecia Borgia con Montserrat Caballé. En Barcelona estudié bajo las órdenes del maestro Puig a quien estoy muy reconocido por todo lo que me ayudó. Después encontré otro maestro de quien aprendí asimismo muchísimo y fue para mí, digamos, la piedra filosofal. Se trata del maestro Juan Ruax. El me hizo comprender muchas cosas. Me enseñó a cantar con absoluta naturalidad, por ejemplo, haciéndolo sentado tal y como Ud. y yo nos encontramos ahora.

A riesgo de que podamos formularle una pregunta que pueda no caer del todo bien por aquello de que siempre las comparaciones fueron odiosas, nos atrevemos a hacérsela por el interés que tiene para nosotros. Muchos aficionados, entre los cuales nos incluimos, vemos en José Maria Carreras una reverberación del gran Giuseppe Di Stefano. ¿Considera que nuestra pregunta tiene algún fundamento o por otro lado, le molesta que establezcamos esta comparación?

No puede molestarme en absoluto sino todo lo contrario. Para mí constituye una gran alegría, ya que se trata precisamente del cantante que más admiro de todas las épocas. No sé hasta qué punto hay una similitud entre el gran Di Stefano y yo. Su voz es diferente a la mía en primer lugar; su calidad es superior, su timbre simpático, claro como el sol del Mediterráneo... no tiene comparación. Como él no creo que encontremos otro en el mundo. Nace una voz cada cien años y ésta sin lugar a dudas es la suya. Pero quizá, quizá, esto no lo tendría que decir yo por supuesto, pero esta generosidad al cantar sea lo que tengamos en común. De nuevo, no tendría que decirlo yo, pero se trata de un modo de ver el canto a través de la sensibilidad, no a través de sonidos. He escuchado recientemente a Di Stefano en conciertos y he de decirle que sigue siendo el cantante impresionante de siempre y que está muy por encima de muchos que actualmente figuramos en los carteles de los Teatros de Opera.

Le hemos escuchado hasta ahora en Bilbao en Un Ballo in Maschera y en Luisa Miller. Próximamente de nuevo entre nosotros para hacer I Lombardi y está ya contratado por la A.B.A.O. Para su Festival 1977 en donde actuará en das óperas aún sin concretar. Independientemente del resto de cantantes que ya están contratados,apalabrados, si de José María Carreras dependiese. ¿qué óperas le gustaría hacer aquí en donde el aficionado pudiese disfrutar en el más amplio sentido de su arte y de su voz?

 
Precisamente las dos que he cantado ya entran dentro de mis preferidas. También son muy de mi agrado La Boheme, Werther, Tosca,.. pero que acaban de hacerse en Bilbao o muy próximamente se harán. En relación a las dos que haya de cantar en el Festival de 1977 no hay duda de que encontraremos las adecuadas en las que yo pueda sentirme enteramente satisfecho e identificado y al mismo tiempo agraden al público.

Próximamente la veremos de nuevo en Bilbao cantando I Lombardi como hemos dicho. Esta ha sido la ópera elegida para homenajear al Coro de la A.B.A.O. ¿Considera adecuada la elección de esta obra para el fin propuesto?

Para mí ha sido un pleno acierto. En primer lugar se trata de una ópera estupenda para los Coros, tienen muchas cosas que hacer y además muy bonitas. Por otra parte, según tengo entendido, se trata de una obra que nunca se ha hecho aquí y la considero entre las mejores de la primera etapa de Verdi. Personalmente me gusta incluso más que Vísperas Sicilianas y se encuentra como mínimo a la altura de Luisa Miller. En lo que a mí particularmente respecta, he de decirle que también ha sido un pleno acierto por tratarse de una ópera que me encanta hacer. En el mes de Mayo de 1976 haremos en Londres una nueva producción de la misma. La he cantado en Carnegie Hall de Nueva York con Renata Scotto en plan de concierto, la cual fue grabada en discos piratas. También la he cantado en Parma, la cantaré también en la Scala... Me satisface muchísimo.

¿Cómo compara I Lombardi con Jerusalem?

Yo he cantado I Lombardi como le he mencionado. En relación a Jerusalem le diré que voy a cantarla próximamente para la Televisión Italiana y no hay duda de que casi toda la obra es igual musicalmente pero el texto es diverso, se trata de la versión francesa. Es difícil contestar a su pregunta,... quizá I Lombardi sea más adecuada para hacerla en teatro y Jerusalem sea más el ir a buscar lo genuino si acaso.

¿Y en relación a las diversas tesituras?

Jerusalem está escrita para cantarla medio tono más bajo lo que pasa es que existen notas escritas que son ligeramente diferentes. Concretamente en Jerusalem existe un do de pecho en la romanza que en I Lombardi no existe...

¿En dónde considera que en su conjunto se producen hoy día obras más completas?

Existen por de pronto muy buenas orquestas en América aunque claro, sin olvidar las europeas... Viena, Berlín... las que sabemos todos. Pero el conjunto de cosas tales como repartos, puesta en escena, producciones, etc... he de decirle que hay teatros en América en donde lo hacen extremadamente bien. Según mi criterio, uno de los teatros cuyas temporadas son de un nivel realmente extraordinario es en la Opera de San Francisco. Este año cantan allí Pavarotti, Plácido Domingo, Jaime Aragall, Vickers,... yo también pondré mi granito de arena... etc., en fin, hay un cartel de artistas estraordinarios. Como sopranos están la Sills, Caba lié, Scotto, Sutherland, etc... y no solamente existen este nivel de cantantes, sino el de la orquesta, puesta en escena, producciones, etc...

Después existen dos Teatros que no hay duda que son los más importantes del mundo y me refiero naturalmente a la Scala y al Metropoiitan. En Viena también se hacen cosas maravillosas, el Covent Garden está teniendo unas temporadas brillantísimas... allí haré ahora una nueva producción de L'Elisir d'amore, una nueva producción de I Lombardi que antes le he mencionado, otra producción de la Boheme, continuación de la que hicieron en la temporada pasada Kattia Riccarelli y Plácido Domingo que dicho sea de paso fue maravillosa.., de lo más exquisito que he podido ver hasta ahora...

¿Qué óperas, digamos, no muy comunes ha hecho hasta el presente?

II Giuramento de Mercadante, II Corsaro de Verdi cuya grabación ya ha salido, ElisabettaD'Inghilterra de Rossini, La Pietra del Paragone también de Rossini, Thais de Massenet, etc.. Creo sinceramente que el artista moderno no puede encasillarse cantando siempre La Boheme, Lucia, Rigoletto, etc... lo cual iba bien hace treinta años por ejemplo. Ahora tenemos la obligación de ampliar algo más y sacar a relucir aquellas partituras que por una causa u otra permanecían en el olvido.

¿La grabación que más le ha satisfecho?

Estoy muy satisfecho de II Corsaro aunque no he tenido oportunidad de escuchar el disco, y también Elisabetta D'lnghilterra. Ambas grabaciones las realicé con auténtico placer.

¿Y de las grabaciones piratas?

Le diré que son muy interesantes. Al margen de que ahora soy un cantante profesional, prefiero como aficionado escuchar la grabación que sea pirata en donde sé que todo es genuino y no de estudio. Conociendo el estudio, uno se percata de que forzosamente las.grabaciones de estudio resultan más frías. Por mucho que un cantante quiera dar, se encuentra que no tiene el mismo ambiente que en las otras en las que naturalmente se toman directamente en la representación teatral. En el estudio todo está preparado para que el artista dé su arte, es decir, interviene muchas veces más la técnica que otra cosa.

¿Qué ha cantado hasta ahora en el Metropolitan y en la Scala?

Debuté en el Metropolitan en noviembre de 1974 cantando Tosca. Después he hecho allí La Boheme y la Traviata. En la temporada 1976-77 volveré a cantar La Boheme y también haré Lucia di Lammermoor. En la Scala debuté en el mes de Febrero del pasado año con Un Ballo in Maschera y en la temporada 1976-77 voy a cantar una nueva producción de Jerusalem, Fausto y Werther.

¿Dónde actuará una vez finalizada la ten,omda de Oviedo?

Iré inmediatamente a la Opera de San Francisco para cantar L'Eiisir D'amore, después haré una serie de conciertos en los Estados Unidos con Katia Ricciareili en donde cantaremos arias de bel -canto y dúos. Posteriormente voy a la RAI a cantar Jerusalem como decía antes, después viene la producción de L'Elisir 'amore en el Covent Garden, cantaré Tosca en Hamburgo yen Berlín, etc... un programa más bien apretado. Después tengo mis mayores ilusiones puestas en una Misa de Requiem de Verdi en Salzburgo con Karajan, en abril de este año. Mis compañeros serán Montserrat Caballé, Fiorenza Cossotto y Nicolai Ghiaurov.

¿Su consejo para un joven que empieza?

No sé hasta qué punto estoy en condiciones de aconsejar nada, pero lo que yo le inculcaría es la idea de que siempre para cantar lo menos importante es la voz. Este es puramente mi criterio. Hay gente que dice que el cantante perfecto es un compendio de inteligencia, corazón y voz, en este orden. Hay quien dice que el orden habría de ser voz, corazón e inteligencia, y por último hay quien dice que habría de ser corazón, inteligencia y voz, también hay quien dice que ha de ser inteligencia, inteligencia e inteligencia... no sé, pero yo creo que la voz está en último lugar de entre las virtudes citadas e insisto en que se trata de una opinión muy personal.

¿Su opinión sobre el Festival A.B.A.O. 1975?

Francamente sensacional. He de decirle que el reparto de la Luisa Miller escuchado aquí, por ejemplo, no se mejora en el mismo Metropolitan y mal está que yo lo diga ya que estuve allí en medio, pero estoy seguro que cualquier aficionado que siga la marcha de los repartos del Metropolitan puede confirmar este extremo. Lo mismo puedo decir de la Scala, el Covent Garden,la Opera de Viena, etc... por citar teatros de mucha importancia. Son muy pocos los amantes de la ópera que sólo en el término de diez días tienen la oportunidad de escuchar a Montserrat CabaIlé, Renata Scotto, Mirella Freni, Fiorenza Cossotto, Angeles Gulin, etc... repasando por ejemplo las voces femeninas que han acudido al Festival.


¿Alguna manifestación para nuestros lectores?

Decirles que recibo MONSALVAT en donde quiera que esté. Se trata de una revista que la encuentro interesante y sólo me cabe animar a Uds. para que prosigan en su labor de difusión de la música clásica en general, sus compositores, sus intérpretes, sus actuaciones, etc... aspectos que hasta ahora podría decir han estado más bíen marginados.

Al conversar con José María Carreras nos entra una sensación como de estar haciéndolo con una persona a quien conocemos de siempre. De trato llano, afable, sincero, espontáneo, muy ameno refiriéndonos sus anécdotas siempre llenas de un sabor especial.


Muchas gracias José María Carreras y desde estas lineas le deseamos muchos éxitos en su realmente espectacular carrera artística.

José Antonio Solano

 
Сайт управляется системой uCoz